Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el bienestar, la salud y la seguridad de los trabajadores son de fundamental importancia para los propios trabajadores y sus familias, así como también para la productividad, la competitividad y la sostenibilidad de las empresas y, por ende, para la economía mundial.

 

En la actualidad escuchamos con frecuencia el término “Empresas Saludables”, el cual hace referencia a aquellas organizaciones o centros de trabajo que han logrado conseguir la fórmula para mantener ambientes de trabajo agradables, un clima organizacional armónico y prácticas orientadas a fomentar y enseñar hábitos saludables a sus trabajadores, con el claro objetivo de integrar el bienestar de su capital humano a la estrategia empresarial, mejorando así la rentabilidad de la organización.

A continuación, mencionamos algunas estrategias que en la práctica, han ayudado a pequeñas, medianas y grandes empresas a ser más seguras y saludables:

  1. Fomentar la salud física y mental de los trabajadores: las actividades deportivas mejoran la salud tanto física como mental de las personas y es una excelente oportunidad para reforzar el trabajo en equipo y la sana comunicación entre compañeros de trabajo. Formar equipos deportivos, el running, el yoga o el facilitar un espacio físico para realizar actividades aeróbicas y anaeróbicas, son algunas de las prácticas que podrías implementar.
  2. Educar al trabajador sobre hábitos alimenticios y nutrición: los desequilibrios en la nutrición dan paso al deterioro de la salud, a la fatiga y a un sistema inmune debilitado, por ello es de suma importancia para el bienestar del trabajador, mantener hábitos alimenticios adecuados. Con la ayuda de un nutricionista, puedes incorporar jornadas educativas sobre hábitos de alimentación y menús balanceados para tus trabajadores.
  3. Gestionar adecuadamente el tiempo: enseña a tus trabajadores a organizar y administrar correctamente su tiempo en la jornada laboral. Definir la prioridad de las tareas y necesidades, hace trabajadores más productivos y felices.
  4. Comunicar de forma clara y efectiva: una adecuada y sana comunicación en el medio ambiente de trabajo comienza por explicar claramente las tareas y actividades de cada colaborador. Igualmente, el respeto y el manejo adecuado del lenguaje verbal y corporal son indispensables para la comunicación efectiva y beneficia el clima laboral.
  5. Gestionar los riesgos psicosociales: el estrés es uno de los riesgos psicosociales con mayor incidencia en problemas de salud ocupacional. Sabiendo esto, ¿Qué puedes hacer dentro de tu organización para reducir el riesgo de estrés? Las siguientes son algunas recomendaciones:
    • Impulsar un entorno laboral con actitud segura y optimista, como práctica saludable en la organización.
    • Incorporar pausas activas durante la jornada de trabajo puede reducir el riesgo de estrés en el entorno laboral. Asegúrate de que tus trabajadores, cuenten con el tiempo, el espacio y las instrucciones necesarias para que realicen adecuadamente las pausas activas de trabajo.
    • El disfrute de los periodos vacacionales es de suma importancia para el equilibrio físico y mental del trabajador y a la vez, repercute de forma positiva en su rendimiento laboral.
    • Incorporar actividades recreativas y culturales en equipo, mejora la convivencia laboral y es una oportunidad para fortalecer los valores organizacionales.
  6. Integrar las políticas tradicionales de seguridad y salud en el trabajo con la Responsabilidad Social de la empresa: una forma de reforzar las prácticas saludables aprendidas por los trabajadores en las organizaciones, es creando espacios para que puedan replicarlas en las comunidades. En este sentido, las empresas desarrollan programas dirigidos a educar y apoyar a la comunidad en diversos temas de importancia e interés social: alimentación saludable, siembra de árboles, embellecimiento de espacios comunes como playas, parques y plazas públicas, prevención y control de incendios, manejo de extintores, apoyo en simulacros de evacuación, mapas de riesgos, entre otros. Igualmente, las actividades de voluntariado donde participen los trabajadores a través de campañas de recolección de juguetes, ropa y alimentos para personas desprotegidas, es una forma de incentivar valores de solidaridad y convivencia social.
  7. Vigila la salud de tus trabajadores: mantén un registro actualizado y riguroso de la historia clínica ocupacional de cada uno de tus trabajadores, el cual debe ser gestionado y resguardado por el Servicio de Seguridad y Salud en el Trabajo.
  8. Espacio y flexibilidad para la iniciativa y la innovación: permite que tus trabajadores realicen propuestas de mejora a los procesos de trabajo. Convierte sus conocimientos y experiencias en una plusvalía dentro de la organización y estarás a su vez, impulsando el crecimiento de tus trabajadores.
  9. Cumplir con la normativa legal vigente: recordemos que las leyes, normas y procedimientos en prevención, seguridad y salud laboral tienen el firme objetivo de preservar el medio ambiente de trabajo, evitar la ocurrencia de accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales, de manera que su cumplimiento es esencial para mantener organizaciones saludables.
  10. Incentivar la participación y el compromiso: una cultura de Empresa Saludable comienza con el compromiso tanto de los líderes de la organización como de los equipos de trabajo en todos los niveles. El éxito de las Empresas Saludables radica en asegurar que la política de prevención de riesgos laborales se encuentre alineada con los valores, metas y objetivos organizacionales.

Las Empresas Saludables incentivan el bienestar de las personas más allá de la obligación del cumplimiento de la legislación, asumen una verdadera cultura preventiva y de mejora continua de la salud. Saben que la satisfacción de su capital humano, refleja el bienestar mismo de la organización.

Por: Ing. Luz Chacón

Infografía:

http://www.who.int/phe/publications/healthy_workplaces/es/

https://www.ibermutuamur.es/wp-content/uploads/2016/06/Guia_Prevencion_Empresa_saludable_IBMM_06.pdf

http://www.miempresaessaludable.com/